Sucesiones, Planificación y Protección Patrimonial

¿Que es la Planificación Patrimonial?

Planificar un patrimonio es trazar un plan o una ruta de acción, para cuando ya no estemos, sobre los bienes que nos pertenecen. Esto definitivamente puede ser abrumador, pero no tiene por qué ser así. Por otro lado, la buena planificación patrimonial involucra que usted tenga el control, en la medida de lo posible, sobre cómo se van a dividir sus bienes. También involucra que usted haga una revisión de su plan cada cierto tiempo, con la finalidad de mantenerlo al día, sobre todo si va acumulando bienes y/o personas que quiera incluir o excluir en su planificación.

¿Porque hacer una Planificación Patrimonial?

Enumeramos a continuación algunas razones para que usted realice una planificación patrimonial:

Proveer para sus seres queridos. Usted quizás tenga una esposa/esposo, hijos, nietos o abuelos u otros familiares que dependan de usted económicamente. En este sentido, cabe preguntarse, qué sucede si ya no estoy? Cómo van a sustentarse? Cómo van a pagar sus estudios mis hijos o nietos?; Les estoy dejando un dolor de cabeza a mis herederos? Impuestos adeudados? Acreedores?

Minimizar la carga tributaria o de impuestos en la medida de los posible.

Proteger tus inversiones o negocios. Aquí entran a jugar factores como decisiones políticas que puedan afectar tus negocios o inversiones; que tu segunda o tercera generación no lleven el negocio a la quiebra; si tienes socios, como se resuelve todo en caso de tu muerte?. Muchas variables que ver en este punto.

¿Por dónde empezar?

  1. Confeccione un balance general de todos los bienes que posee, incluyendo bienes raíces, cuentas bancarias, planes de jubilación, entre otros.

  2. ¿Hay ciertas personas que desea excluir específicamente de su patrimonio? ¿Hay una propiedad específica que quiera que vaya a una persona en concreto?

  3. Busque asesoría legal. Esto le permitirá analizar las distintas opciones disponibles para transferir y planificar su patrimonio.

¿Qué hacemos?

Cada cliente es diferente, en este sentido, te acompañamos en cada paso necesario para crear tu plan de acción y llevarlo a la práctica utilizando el o los instrumentos que sean más idóneos para ti. Entre estos instrumentos contemplamos los testamentos, fideicomisos, sociedades, fundaciones de interés privado, entre otras figuras que sean de utilidad y que estén dentro de lo presupuestado por el cliente.

Igualmente, realizamos una evaluación de todos tus bienes y creamos la mejor estrategia para que tu plan sea además, fiscalmente eficiente.